Sauna

Sauna
Sauna

A través del control de la termogénesis por parte del organismo y del aumento de la síntesis a nivel endotelial del óxido nítrico, la sauna: incrementa el consumo energético; favorece la transpiración corporal, la eliminación de las topina y es un poderoso anti-aging (anti- envejecimiento); favorece el reposo nocturno; mejora la circulación, la microcirculación y elasticidad de los tejidos.

Un estudio realizado por la Universidad de Finlandia Oriental en Kupio, en asociación con la Universidad Emory de Atlanta y de la Universidad Católica del Sagrado Corazón en Roma, sobre la práctica de la sauna, realizado en pacientes seguidos durante un promedio de 21 años , fue publicado recientemente en la prestigiosa revista médica científica JAMA.

La sauna si se hace constantemente (2-3 o 4-7 veces por semana) reduce el riesgo de muerte súbita cardíaca en un 22 % y 63 % , respectivamente, contra cualquier persona que haga una sola.

Aunque la mortalidad por todas las causas se redujo en un 40 % en los visitantes más frecuentes de la sauna.

Rita F. Redberg (director de JAMA) concluye el artículo diciendo que el tiempo de permanencia en la sauna es todavía " ..tempo bien gastado!".